Fábula Los dos amigos

Una hermosa fabula de Le Fontaine que habla sobre lo valiosa que es la amistad y lo importante que es conservarla.

Durante una noche, uno de los dos amigos sintió un sobresalto que lo despertó. Sin pensarlo, salió de la cama vistiéndose rápidamente, dirigiéndose con prontitud a la casa del otro. Llegó presuroso, tocando la puerta de una manera muy ruidosa. Todos despertaron y los sirvientes sobresaltados se dirigieron a abrir la puerta.

Él entró sin esperar ser invitado. Su amigo, dueño de la casa, lo aguardaba, tenía una bolsa que contenía dinero en su mano izquierda y en la derecha, empuñaba una espada. Mirándolo, le dijo:

-Querido amigo: No acostumbras a correr a mitad de la noche sin un motivo. Si estás aquí es porque algo de gravedad te ha traído. Si fueron tus deudas de juego, aquí tienes dinero, tómalo. Si tuviste algún problema y alguien te persigue para hacerte daño, pelearemos juntos, sabes que estoy para ti.

El amigo visitante sorprendido respondió:

-Agradezco altamente tu gran generosidad, pero ninguno de esos son los motivos de mi visita. Dormía plácidamente cuando comencé a soñar que te sentías triste e intranquilo. Estabas muy angustiado y necesitabas que viniera a tu lado. Tener esa pesadilla me llenó de preocupación, no sabía si estabas bien o si me necesitabas. Por eso vine a comprobarlo.

Esa es la verdadera amistad. Un amigo acude sin ser llamado cuando piensa que es necesitado. No espera para ofrecer su ayuda.

Moraleja: La verdadera amistad es estar atento a los requerimientos del otro y tratar de ayudar a resolverlos, ser leal y generoso y compartir no sólo las alegrías sino también las angustias.

Deja un comentario