Fábula La Vaquita Marina que quería ser delfín

Fábula original que habla sobre las vaquitas marinas que habitan en el alto Golfo de California, y nos enseña la importancia de aceptarnos a nosotros mismos.


Blue era una vaquita marina habitante de las aguas del Alto Golfo de California. Un animalito hermoso, que solo se encuentra en México. Ella era muy inquieta. Pero esa no era la naturaleza de los de su especie.
Estos animalitos, son tímidos, no salen a la superficie sino solo a respirar. Pero Blue quería ser diferente, Veía jugar las ballenas, los delfines y al verse tan parecida a ellos, quería poder jugar, saltar a la superficie y juntarse con ellos a vivir aventuras.

Blue pasaba tardes enteras mirándolos y muriendo de envidia al ver como se divertían. Muchas veces se entristecía y se alejaba de todos a murmurar muy bajito su frustración.

Una tarde se alejó muy triste, había intentado seguir a los delfines y su madre se lo había prohibido. Al verla tan triste, su madre se acercó a ella para tratar de consolarla.

– No estés triste Blue. Cada animal tiene su forma de vida y la nuestra es esta.

– No entiendo por qué madre. Es tan divertido poder saltar, salir a la superficie, jugar con los amigos.

– Lo sé. Pero los delfines son muchos más. Nosotros debemos cuidarnos para preservar la especie.

– ¿Preservar la especie?

– Si. Somos únicos, solo habitamos en este lugar, en el mundo no hay otros como nosotros y nos estamos apagando. Por eso debemos cuidarnos. Tu eres especial, como muy pocos ¿Por qué alguien que es único, quiere parecerse a las mayoría?

Blue se quedó pensando y luego sonrío. Estaba deseando ser alguien más, sin darse cuenta que ella era especial. A partir de ahí, nunca más estuvo triste, cada vez que veía jugar a los delfines, recordaba que ella debía preservar su especie. Una especie que solo México tenía la suerte de disfrutar.

Moraleja: Cuando aceptes y ames lo que eres. Todo el mundo te aceptará y te amará. La gente cree de ti, lo que tú mismo muestras.

Deja un comentario