Fábula La Rana del pantano y la Rana del camino

Esta fábula pertenece a los clásicos de Esopo y nos habla sobre el conformismo.

-Dos ranas, un pantano y un hermoso camino-.

Escondida en su pantano, distante entre la multitud, habitaba una pequeña rana acostumbrada a su espacio de gran magnitud. Soñadora quizá, muchos lo creerían en su lugar. Después de todo, vale la pena soñar.

Cerca de ella se encontraba otra rana en un charco en el camino. Al verla su vecina, la llamó y pegó un brinco.

– ¡Ven a vivir conmigo! Estarás mejor y segura. No te quedes varada en cualquier lugar, solo por pura premura.

Pero, aunque le repitiera una y otra vez, ella no se quiso mover. Solo le decía:

-No puedo dejar mi casa, me siento bien aquí. Además, estoy satisfecha como puedes ver.

La pobre no hizo caso, y a los días se llevó una gran impresión. Pasó alguien con una carretilla, y enseguida allí la aplastó.

Moraleja: Aprovecha las oportunidades cuando se te presentan. No te conformes quedándote en un mismo rincón solo por costumbre.

1 comentario en “Fábula La Rana del pantano y la Rana del camino”

Deja un comentario