Fábula Un chile habanero muy inseguro

Fábula mexicana original que trata el tema de la seguridad en uno mismo.

En la cocina de doña María se preparaba un guiso exquisito, los olores se sentían en toda la manzana. Los vecinos se deleitaban con los aromas que salían de su cocina. Doña María quería preparar un guiso muy picante, así que pidió a los chiles que tenía en su cocina colaborar con ella.

-Mis queridos chiles, vamos a preparar un guiso muy picosito y ustedes me van a ayudar. A ver ¿Quién de ustedes puede aportar más sabor picante a mi comida?

Los chiles se miraron entre ellos murmurando sobre su capacidad de proporcionar el picante que doña María requería.

– Creo que puedo aportar sabor aunque no soy tan picante. Pero intentaré ayudar a doña María- Dijo el jalapeño, permitiendo que doña María lo agregara a su guiso.

Doña María esperó unos minutos y probó su comida, pero el resultado no le agradó, el sabor era bueno, pero no tenía el picante que ella deseaba. El chile serrano se acercó al chile habanero y le susurro muy bajito.

-¿Por qué no ayudas a Doña María? Dicen que eres muy picante.

El chile habanero lo miró sorprendido antes de responder. -No, yo soy un chile muy pequeño, no tengo buen sabor. Solo dañaría la sazón de doña María ¿Por qué no pruebas tú?

El chile serrano decidió ser el próximo en entrar al guiso de doña María, pero no era tampoco tan picante como ella deseaba. El chile habanero se acercó a la olla para ver el guiso y sin darse cuenta perdió el equilibrio y cayó en él. Doña María probó la comida minutos después y quedó muy satisfecha con el sabor, el chile habanero era el más picante y había dado un sabor inigualable a su comida.

Todos los chiles comenzaron a aplaudir y el chile habanero se sintió muy orgulloso de él.

Moraleja: La inseguridad en ti mismo, puede ser el freno para conseguir cosas que están destinadas para ti.

Deja un comentario