Fábula Un ser increíble

Una fábula que habla del amor más grande que existe sobre la tierra y de todo lo que es capaz de hacer por sus seres queridos.

Dos pequeños osos pandas jugaban sobre la rama de un árbol, uno de ellos, se sentó muy cerca de la punta y el otro mirando asustado extendió una de sus patas halándolo al centro de la rama. El pequeño panda que había estado a punto de caer sonrió agradeciendo al otro panda su preocupación.

– ¿Estás loco panda?

– ¿Por qué? – preguntó asombrado

– Te has sentado en la orilla de la rama, si se parte te habrías caído.

– No, no me iba a caer, sabía exactamente hasta donde podía sentarme. Yo tengo conmigo un ser increíble que me ha enseñado mi capacidad y cuando corro peligro y cuando no.

El otro panda sorprendido y abriendo muchos sus ojos, no pudo contener la curiosidad de preguntar de qué ser increíble estaban hablando.

– ¿En serio? ¿Que ser es ese, tienes algún amigo extraterrestre o algo así?

– No. Es terrenal, pero parece de otro mundo, puede cuidarme, enseñarme cosas, aumento en mi la seguridad, me alivia cuando estoy triste, daría su vida por mí. Me defiende de todo y de todos, cuando estoy a su lado no sé lo que es el miedo, sé que siempre me está cuidando.

– ¿Y como hiciste para conseguir que un ser así te acompañara? Yo quisiera tener uno también.

– Lo tienes, siempre lo has tenido, pero no lo sabes apreciar. Mi ser increíble no llegó a mi vida, yo llegué a la suya y desde entonces me ha cobijado, educado y protegido. Ese ser increíble es mi mamá.

Moraleja: Tu madre te ama como nadie en el mundo, es el único ser incondicional para ti. Valórala. Porque tienes la suerte de ser lo más importante de su vida.

2 comentarios en “Fábula Un ser increíble”

Deja un comentario