Fábula La Zorra y las Uvas

Esta fábula pertenece a las famosas fábulas clásicas de Esopo. Nos habla sobre no menospreciar.

-Si no lo puedes alcanzar, debes igual valorar-.

Este relato comienza así…

Era una tarde calurosa; en donde el cansancio y la sed, parecían ser los protagonistas del día. Una pequeña zorra, tras largas horas de caza, se encontraba sin fuerzas y algo desorientada. 

– ¡Cómo quisiera beber un poco de agua! ¿Dónde podré conseguir? Dijo la zorra algo preocupada. 

A lo lejos, observó un hermoso racimo de uvas; sus ojitos se alegraron al instante. El solo imaginar su sabor dulce, incrementaba su deseo de poder degustarlas. De seguro, se hidrataría con su delicioso jugo. 

Comenzó a saltar cerca al árbol una y otra vez, pero sus esfuerzos resultaban en vano; no lograba alcanzarlas. Al final, la zorra solo se rindió y se sintió todavía más cansada que antes. Sus intentos, no habían tenido resultado. 

No obteniendo lo anhelado, expresó con mucha molestia.  

-Bueno, pensándolo bien… quizá ni estén maduras esas uvas. 

Moraleja: Si algo no puedes obtener, no lo critiques ni menosprecies. Aprecia lo que la vida te regala. 

Deja un comentario